Mi neceser de esenciales de maquillaje

En mi camino por simplificar mi vida de objetos y procesos, tuve que enfrentarme a deshacerme de gran parte de mi arsenal de maquillaje, para los que os gusta tota la parafernalia potinguil, sabéis que la tarea no es fácil, a mí me ha llevado meses, pero por fin puedo decir que he conseguido un neceser cápsula de productos de maquillaje que hoy os presento. Por cierto, muy probablemente a muchos os parecerá que albergo todavía demasiado potingue, y a otros que es insuficiente, pero tras unos meses con esta selección de cosméticos encuentro que me he quedado con el número óptimo de productos de maquillaje para mí. En fin, no me enrollo más, porque el post de hoy es un poquito largo,  y vamos al tema...

Neceser cápsula de maquillaje



Y los elegidos fueron...


¿ QUÉ ME HE QUEDADO ?


Dos bases de maquillaje. Una para maquillajes naturales y otra para maquillajes más sofisticados.
Cuatro barras de labios.
Un perfilador para los labios.
Una máscara de pestañas.
Dos coloretes
Dos iluminadores líquidos.
Una cajita de polvos sueltos.
 Un fijador para sombras de ojos.
 Una paleta con cuatro colores para maquillar los párpados.
Seis sombras de ojos sueltas.
 Una cajita con contiene unos polvos bronceadores y unos polvos iluminadores.
 Un lápiz delineador para la water line.
 Un producto para las ojeras.
 Un producto para fijar y refrescar el maquillaje a lo largo del día.



Si hace unos meses alguien me hubiera dicho que mi neceser de maquillaje se compondría única y exclusivamente por 25 productos no me lo hubiera creído, pero ya véis, al final lo conseguí, y lo que es más importante, estoy encantada con todos ellos y no encuentro a faltar ninguno. Bueno... Hay uno que me estoy planteando volver a adquirir y es el socorrido lápiz blanco para la waterline y que tan socorrido resulta.


PRODUCTOS PARA LA TEZ


Empezaré por las bases de maquillaje que para mí son muy importantes. Me deshice de unas seis bases de maquillaje que  no me acaban de convencer y me quedé con las reinas, por un lado la fabulosa Pure Radiant de Nars, un producto genial para mezclar con iluminadores líquidos para acabados más sofisticados, pero también ideal si la utilizamos sola. Tiene un factor de protección 30 y es la base que utilizo en verano o los días que no quiero verme demasiado maquillada.



La otra base de maquillaje seleccionada es también de Nars y se trata de la Sheer Glow, todo un clásico que no me defrauda, es ligera  pero cubre perfectamente las pequeñas imperfecciones como poros, tono irregular y rojeces, además dura en perfectas condiciones todo el día.



Sobre los iluminadores líquidos, son mis favoritos sin lugar a dudas, tuve muchas dudas, quería quedarme solo con uno, pero la verdad es que tanto Hot Sand como Copacabana de Nars son dos iluminadores a los que les saco muchísimo partido, aunque admito que utilizo mucho más el Hot Sand, el Copacabana me ha sacado de muchos apuros, además cunde una barbaridad.  De momento, me quedo con ambos, pero una vez acabe el Copacabana me plantearé seriamente si lo vuelvo a comprar o no.



Ahora llegamos a los coloretes, y madre mía lo que me costó decidirme, la verdad es que me encantan y para mí son básicos, un poco de colorete lo alegra todo, es de esos productos que automáticamente otorga un efecto buena cara, de  hecho en muchas ocasiones, cuando no me apetece mucho maquillarme, solamente uso base de maquillaje y colorete, pasando olímpicamente de los bronceadores y de los iluminadores. Pero me propuse seriamente quedarme con dos y lo conseguí.

Los afortunados fueron:  Orgasm de Nars y Blush baby de MAC. Ambos coloretes son muy diferentes entre sí el Orgasm de Nars tiene un acabado brillante es bastante pigmentado y su tonalidad se mueve entre los tonos asalmonados, es la alegría de la huerta, y le queda muy bien a mi piel tanto estando bronceada como en los meses invernales que esta más paliducha, es un clásico muy favorecedor y que bien trabajado resulta impecable en el rostro, eso sí nunca debes pasarte con la cantidad porque como ya he dicho pigmenta que es un primor, lo que hace que sea un colorete que dure años. Blush Baby tiene un acabado mate, el color es muy favorecedor y también muy natural, ideal para cuando no quieres verte demasiado maquillada, pero quieres dar el pego.

Colorete Orgasm de Nars


Para realizar el contorneado del rostro, a lo que no he renunciado, utilizo la paleta de Charlotte Tilbury Filmstar Bronze & Glow, es un pack muy, pero que muy práctico, por un lado tienes un iluminador en polvo suave que se integra fácilmente y que es muy modulable, por lo tanto es fácil conseguir más o menos sensación de "Glow" utilizando más o menos producto. Por otro, tenemos los polvos bronceadores que a mí me parecen espectaculares, de todos los que he tenido y probado, sin duda es este el que más va con mi piel, el polvo es fino, suave y al aplicarlo se siente una caricia, se extiende fácilmente con la brocha y tambíen se integra fácilmente al resto de maquillaje, quedándome muy natural y nada forzado. Esta paleta la uso casi siempre que me maquillo, ya sea utilizando el bronceador o bronceador e iluminador. Diréis que ya tengo iluminadores líquidos, pero la verdad, cuando voy con prisas porque llego tarde al trabajo esta paletita va de fábula, brochazo por aquí y brochazo por allá, y ¡listos!

Otro producto del que no me he desprendido es de los Light Reflecting Setting Powder de Nars, tratándose de los mejores polvos sueltos que he llegado a probar en toda mi vida. Fijan el maquillaje y le da a la tez un halo de luz aterciopelado suavísimo que hace que la piel luzca perfecta, atenúa las pequeñas arrugas de expresión y aunque el producto controle bien los brillos, jamás he tenido la sensación de que resecaran mi piel, al contrario. Son polvos finos, translúcidos y suaves que se extienden muy fácilmente con la brocha, además me cunden una barbaridad, con un poco de producto tengo para todo el día. Para mí, excelentes. 

Y para acabar con la tez, un producto que para mí es bastante imprescindible, se trata de Hydra Beauty Essence Mist de Chanel, como su nombre indica es una bruma hidratante que ayuda a fijar el maquillaje, pero lo que a mí más me gusta del producto es su poder revitalizante, es decir, cuando parece que el maquillaje empieza a ajarse y a empiezo un lucir una tez como cansada, aplico unas pulverizaciones de esta bruma y voilá! se hizo la magia, rápidamente noto la piel más revitalizada y el maquillaje parece recobrar vida. Para mí un producto fabuloso, sobre todo cuando el cansancio se apodera de mí.


PINTALABIOS


Posiblemente, el cambio más radical en mi tocador lo ha experimentado la sección de labiales, tenía un montón de productos para maquillar labios en distintos colores y texturas, pero al final tanto producto acababa aparcado en algún rincón del tocador acumulando polvo, después de analizar bien el tema opté por seleccionar única y exclusivamente cuatro pintalabios y un perfilador.



Después de analizar concienzudamente mis patrones de uso, las cuatro barras de labios que más utilizo son: Syrup de Mac, Étourdie Coco Shine de Chanel, Pirate Rouge Allure de Chanel y Dior Addict Lip Glow.  Para perfilar de labios elegí el polivalente Subculture de MAC. Y bien, precisamente son estos labiales los únicos que forman parte de mi neceser, os explico qué motivos me han llevado a seleccionar estos y no otros.

Syrup de Mac es un labial bastante hidratante de una pigmentación media y con un acabado ligeramente brillante, el color es un rosado frío que tiende a tintes violáceos. Para mí es un labial todoterreno que se adapta fácilmente a cualquier situación, con el Syrup es difícil desentonar, ya que el acabado aunque brillante, proporciona un brillo jugosito muy natural Además, su duración es bastante buena,. Por si todo ello fuese poco, añadir que me resulta muy cómodo y confortable, y la hidratación me resulta óptima. Hace años que forma parte de mi neceser y parece que permanecerá años.

Étourdie Coco Shine de Chanel,  es el labial de mis primaveras y veranos, se trata de un pintalabios que noto muy hidratante y confortable, su pigmentación es media y el tono es un rosado cálido vibrante y brillante. Su duración me parece bastante óptima, y es un labial que desde que lo conocí lo he repuesto ya en bastantes ocasiones, por algo será.



Pirate Rouge Allure de Chanel. El único rojo-rojo que he salvado porque es el único con el que me se ver, se trata de un rojo pasión frío y con un acabado que no llega a ser mate, más bien se intuye algún pequeño brillo que otorga un cierto punto de jugosidad. La pigmentación es rica lo que te asegura una duración más que óptima, además al llevarlo me noto los labios hidratados y la mar de confortables. Para mí es el rojo perfecto.

Dior Addict Lip Glow, tono 001. Producto que desde que apareció en el mercado, ahora hará unos ocho años no ha dejado de estar presente en mi neceser. Es un labial que cuando lo aplico mis labios adquieren un tono rosado levemente brillante muy favorecedor, es ideal para esos días en que no te quieres ver muy maquillada, pero que quieres llevar algo que te de un pelín de vida al rostro, pues bien con Dior Addict Lip Glow yo consigo ese efecto. 

Perfilador labial Subculture de MAC. Yo el tema del perfilado de labios no lo llevo demasiado bien, he tenido montones de perfiladores que acaban olvidados en alguna esquina del tocador, sinceramente no los suelo utilizar, sin embargo de todos los que he tenido, el que he utilizado más ha sido el Subculture que es un lápiz que considero muy versátil, adaptándose bastante bien al tipo de labiales que utilizo porque es un tono mate bastante nude.



A modo de epílogo en esta sección deciros que he dejado de utilizar gloss porque en la actualidad, no me acabo de ver con ellos, no sé es un acabado que hace bastante tiempo que no me decanto por él, y aunque a priori me parecen un amor, hace ya un par de años que apenas los usaba, así que he decido no incluir ninguno en mi colección.



PRODUCTOS PARA MAQUILLAR LOS OJOS


Aquí también realicé una gran escabechina, no me ande con rodeos y me deshice de un montón de paletas infrautilizadas, máscaras de pestañas secas, productos para cejas que casi nunca he utilizado, lápices para la waterline coloridos pero que se quedaban en un cajón muertos de risa... Estoy segura que todo lo que os estoy comentando no os viene de nuevo, ¿verdad?



Al final la cosa quedó de la siguiente manera:

El Borrador de ojeras de Maybelline, para mí el único producto que me tapa bien las ojeras y otras pequeñas imperfecciones de la piel, sin que se me cuartee, ni me marque las líneas de expresión que aparecen alrededor de los ojos, por ese motivo se ha convertido en mi producto favorito. Que conste que yo no hago demasiada ojera y que conste que su aplicador no me hace especialmente feliz, pero a mí me gustan los resultados que obtengo, así que hasta que no encuentre nada mejor, me quedo con el borrador de Maybelline. 

Lápiz perfilador de ojos Larger Than Life de Nars en color negro (Via Veneto). Yo no sé salir de casa sin perfilar la Waterline, mis pestañas inferiores son muy finas y poco pobladas, así que desde los 16 años el gesto de delinear el párpado inferior ha sido constante. He usado un montón de lápices y pocos me han convencido tanto como este perfilador de Nars que jamás me ha provocado una irritación, picazón, ni siquiera una pequeña incomodidad. Además su duración me parece fabulosa, maquillo el ojo  por la mañana y llega la noche y mi waterline permanece intacta con ese negro intenso que me parece fabuloso. También he utilizado este perfilador en el párpado superior a modo de eyeliner y que queréis que os diga, a mi me han convencido los resultados.

Máscara de pestañas DiorShow New Look. De todas las máscaras de pestañas que tenía, finalmente me he quedado solamente con esta, la verdad es que me gusta mucho por su cepillo que es muy finito y a mí me facilita mucho la aplicación del producto. Además con ella se pueden conseguir dos efectos diferenciados, con una sola capa de producto la pestaña queda maquillada con cierta naturalidad, ideal para maquillajes cotidianos. Si se aplican dos capas el efecto es mucho más evidente y sofisticado las pestañas quedan muchísimo más tupidas, por lo tanto me parece una máscara de pestañas muy versátil.

Máscara Diorshow New Look de Dior


Base de maquillaje para párpados Smudge Proof Eyeshadow de Nars. Tengo unos párpados difíciles que maquillar, las sombras tienden a diluirse fácilmente si antes no he aplicado este producto que me facilita bastante el maquillado de los párpados, pero sobre todo, me garantiza que las sombras permanezcan en su sitio todo el día. No es un producto que use a diario, porque las sombras que uso a diario son la mayoría tan naturales que no se nota si se mueven de sitio, sin embargo, cuando opto por maquillajes más sofisticados y elaborados esta base se convierte en una esencial.

Paleta de cuatro colores Forest de Clarins. Vaya por delante que yo no soy muy fan de las paletas, el problema es que difícilmente encuentro paletas  que sus colores me acaben convenciendo, suele pasar que si una paleta lleva cinco colores acabe usando solamente dos, por eso no soy demasiado fan de ellas, sin embargo, la Forest de Clarins me convenció plenamente porque todos los colores que la conforman van conmigo y los uso muy a menudo. Así que la Forest de Clarins se queda conmigo.

Sombras Forest de Clarins


Siete sombras de Mac que las he utilizado y utilizo a tutti pleni en distintas combinaciones y son todas ellas bastante neutras y fáciles de integrar en mis rutinas de maquillaje, a excepción de la  Carbón que es una sombra mate negra ideal para distintos difuminados. Las otras "escogidas" son: Naked Lunch, All that glittersSatin Taupe, Patina,  Brulé y Wedge.



Y señoras y señores, este largo post ha llegado a su fin, posiblemente y reiterando la idea que encabezaba este post,  para algunos este neceser de maquillaje cápsula resulte excesivo, para otros sea insuficiente, pero para mí es el ideal. Os puedo asegurar que me he desecho prácticamente de tres cuartas partes de mi colección de maquillaje, y para mí eso ha sido aligerar muchísimo la carga, pero el resultado ha sido muy satisfactorio, no echo de menos ningún producto, y tampoco hay ningún cosmético que en este último año no haya utilizado, así que de momento genial.

En el futuro me gustaría mantener más o menos el mismo número  de productos de maquillaje, que si pudiera ser inferior pues la verdad, mejor. Obviamente, estoy abierta a seguir probando nuevos cosméticos, y si aparecen nuevos productos que me convencen más, no dudaré en sustituir una base por otro, o un colorete por otro... Para mí, lo importante es no sobrecargar el neceser con productos que apenas voy a usar o que simplemente no vayan conmigo.

Próximamente me gustaría dedicar otras entradas para hablaros de otros neceseres cápsulas que me he montado, uno para el cuidado facial, otro para cuidado corporal y capilar, otro para manicura y pedicura, y por último también os hablaré de las fragancias.

En fin, me despido, pero antes daros las gracias por estar ahí y leerme. ¡Hasta pronto!


Y a vosotr@s... 
¿Qué os parece mi neceser de esenciales? 


3 comentarios

  1. Pues yo me guardo la entrada en favoritos, porque todo lo escogido me parecen auténticos tesoros y coincido en varios productos si tomara la decisión de quedarme con los esenciales también. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Marta!!

    Me alegra mucho leerte, sobre todo estos post tuyos que leo varias veces para no dejarme nada. Vaya limpia que has hecho!! Yo he hecho alguna vez limpieza de productos que tengo y que no utilizo, que no son muchos, pero nunca me he planteado reducir tanto el neceser hasta que te he leído. Creo que voy a intentar hacerlo yo también, me parece algo super práctico!!

    Me parece curioso el tema de los perfiladores. Tengo muchísimos y luego utilizo dos.. tendré que ir eliminando, porque no tiene sentido tener tantas cosas para no usarlas.. es curioso también el tema del borrador de Maybelline.. jaja .. me río porque me lo compré hace un mes y mira que me he dejado pasta en productos parecidos pero este me parece perfecto para lo que es y no necesito más!

    En cuanto a las sombras, yo creo que uso menos .. no soy especialmente hábil con los pinceles y además soy de gustos muy sencillos, no paso del marrón o gris, y no me gusta probar colores demasiado vivos así que me dejaria dos o tres y me durarían bastante!!

    Muchas gracias por estos consejos, un super abrazo!!! Muaksssss :)

    ResponderEliminar
  3. Pues yo creo que eres muy, muy práctica... no sería capaz de quedarme con tan pocas barras de labios, y eso que de vez en cuando quito las que no utilizo desde hace meses, pero después con otras me da pena.

    Me alegra mucho verte tan feliz y práctica.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Luccalba © - DISEÑO POR HERPARK
-->