El año de la pantera

A veces hay que poner la vida patas arriba para que luego se ordene todo, y esto es lo que me ha pasado en los últimos años con las fragancias, durante mucho tiempo he vagado por la sección de perfumería buscando una fragancia que me resultase convincente, que realmente me agradara y con la que pudiera identificarme. En ese periplo,  fueron muchas las llamadas, pero muy pocas las escogidas, y entre las escogidas tampoco había ninguna que realmente me apasionara como para decir que aquella era mi fragancia, por ese motivo en casa tenía un montón de aromas embotellados, unos los utilizaba para el día, otros para la noche, algunos para el verano y otros para el invierno, no había manera de decir, esta es mi fragancia esta es la que quiero que me acompañe siempre. Pero, apareció Panthère de Cartier y llegó para instalarse.




Reconozco que Panthère no era ninguna desconocida para mi, soy fiel lectora de un blog llamado Un lieu avec Allure, blog dedicado al perfume (de los pocos que existen en este país) que recomiendo encarecidamente su lectura si os gusta el mundo de las fragancias. Su autora, Laura,  ha reseñado muchas de las fragancias de Cartier y siempre me quedaba con las ganas de acercarme al stand de la marca y probarlas todas de una tacada, pero por H o por B, no fue hasta 2018 que me tomé muy en serio eso de probar los perfumes de Cartier y en una de esas "catas" fue cuando apareció Panthère.

La primera versión de la fragancia Panthère que probé fue l'Eau de Parfum Légère, y me conquistó por completo. Esta versión ligera, pero cálida del Eau de Parfum Panthère, es una maravilla, de intensidad media es ideal para  el verano,y  que sea ligera, no significa que no perdure, porque una vez la aplicas el aroma permanece durante horas y la proyección es generosa, pero discreta.




Este agua de perfume ligero, no fue la primera versión de Panthère aparecida en el mercado, ni mucho menos, la primera versión fue el Eau de Parfum que vio la luz en el año 2014, se trata de una fragancia catalogada como chipre floral y la madre de la criatura es la perfumista francesa Mathilde Laurent, debo decir que esta señora crea unas fragancias que a mi nariz le encantan, creo que de todos los aromas diseñados por Laurent no hay ni uno que me disguste, al menos de los que yo he probado.

El Eau de parfum Panthère lo adquirí unos pocos días después de comprar la versión ligera, y me parece tremendo, no solamente por su duración y proyección, que me parecen excelentes, si no por la fragancia que desprende, fragancia que se va transformando a medida que pasan las horas, es díficil describir la evolución de esta fragancia, que no solamente juega con los aromas que va desprendiendo, si no que también lo hace con las intensidades, cuando parece que la fragancia está cayendo en punto muerto, aparece una nota rica e intensa, para mí es como un juego de ahora estoy y ahora no estoy. Sorprendente.  Al principio tienes la sensación de estar ante una perfume de notas frutales, pero rápidamente aparecen las notas florales: flor de azahar, rosa y en especial una rica gardenia, posteriormente aparecen unas notas de fondo en que un pachulí suave pero intenso parece asumir el protagonismo, hasta convertirse en una fragancia terrosa gracias a las notas musgosas.  



Dicen que no hay dos sin tres, y este verano se lanzó al mercado l'Eau de Toilette de Panthère y la verdad a los pocos días de su lanzamiento ya me hice con ella. Se trata de una versión, según mi opinión, más cítrica y más ligera, pero el carácter de la fragancia original no se pierde en absoluto, en todo momento se reconoce que estamos ante Panthère, pero en una versión más fresca, ideal para cualquier época del año, pero sobre todo, ideal para lucirla en las horas diurnas, para la noche prefiero el Eau de Parfum, y para el verano l'Eau Légère.




Otro aspecto que merece mencionar de Panthère no es solamente la variedad de versiones de la fragancia, si no que existe una línea corporal complementaria que me parece generosa y muy acertada. Existe la crema corporal, el body milk, el gel de baño, el desodorante e incluso los polvos perfumados. Que conste que me encantaría hacerme con toda la línea, pero eso será poquito a poco. De momento, me he conformo con el body milk, ligero, pero deliciosamente perfumado y el gel de baño que es un festival para los sentidos, cuando te duchas con él perfumas toda la casa.



En definitiva, me alegra haber descubierto a Panthère, la fragancia me parece femenina, opulenta,  original, brillante, duradera y con la proyección justa para no resultar molesta. Curiosamente, ha sido la fragancia que cuando la he llevado más personas me han preguntado por ella, suele gustar muchísimo, aunque ya sabéis esto de los olores es muy, pero que muy personal. Si no la habéis probado os animo a que lo hagáis y me digáis que os parece. 


Y  vosotr@s... 
¿Habéis probado Panthère? ¿Qué os ha parecido?


3 comentarios

  1. Tiene un packaging que enamora! Te felicito por este post 😘

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola guapa! Nunca he probado una fragancia de Cartier pero me ha dado mucha curiosidad así que pasaré a echarle un vistazo. Un besote

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Marta!

    Qué gusto tener un momento para leerte y comentarte con calma. La verdad no he probado Panthère, pero gracias a tu post, cuando vaya a una perfumería buscaré el stant de Cartier, pues recordando una de mis mejores amigas solía usar perfumes de esta firma y le encantaban.
    Yo tengo el "problema" de que los perfumes no me suelen durar demasiado en la piel, así que me pondré a la tarea de probar esta a ver si consigo que me dure algunas horas más que los que tengo.

    Gracias por tan interesante post y por esta recomendación. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

Luccalba © - DISEÑO POR HERPARK
-->