El famoso Cleansing Balm de Emma Hardie

Vaya por delante que nunca he sido de bálsamos, vaya por delante que nunca me ha gustado retirar limpiadoras con paños calientes y por último, vaya por delante que nunca me ha gustado meter los dedos en grandes tarros. Dicho esto, estoy enamorada del bálsamo limpiador de Emma Hardie, y mucho. ¿Contradicción? Puede ser, bueno lo es, pero ahora os explico por qué  he caído rendida ante él. 

Emma Hardie moringa cleansing balm




He tardado en probar este maravilloso bálsamo limpiador firmado por la marca británica Emma Hardie, el motivo o los motivos los he esgrimido en la breve introducción de este post, no sé, tenía la sensación de que un bálsamo limpiador no me iba a gustar por mucho que lo recomendase la mismísima Caroline Hirons, hace años me dio por probar limpiadoras con textura balsámicas y no me acabaron de convencer, de hecho les cogí un poco de tirria, hasta que...

Por mi camino se cruzó la posibilidad de comprar un pequeño tarro de la Moringa Cleansing Balm de Emma Hardie, fue antes de Navidad y realizando un pedido a una famosa web británica de cosmética vi que vendían una bolas de decoración navideña que en su interior incluían un pequeño tarro (15 ml) del famoso bálsamo limpiador y una pequeña muselina para retirar el producto, y me dije... ¿Por qué no?  Y así fue como un pequeño tarrito del  Moringa Cleansing Balm cayó en mis manos.

Una vez en casa, tenía que probarlo, claro está, y vamos, fue amor a la primera aplicación, de él me agradó todo:  el olor, la textura, lo bien que limpia, lo bien que me deja la piel, el gustazo de aplicarlo, y lo bien que se retira, en definitiva, del Moringa Cleansing Balm de Emma Hardie me gustó absolutamente todo, y ya tuve ganas de hacerme en seguida con el tarro grande, pero quería probar antes los efectos a largo plazo, mas que nada porque el tarro grande, el de 200 ml cuesta la friolera de 80 euros, eso sí, todo hay que decirlo el producto, cundir, cunde una barbaridad.

Emma Hardie moringa cleansing balm

Emma Hardie moringa cleansing balm
En mi segundo acercamiento con el bálsamo limpiador opté por comprar un tarro más grande, y de paso probar otros productos de la marca, fue entonces cuando me decidí a comprar el kit "Amazing Face Starter" de Emma Hardie, que consta de una crema hidratante (15 ml), una muselina de Emma Hardie en esta ocasión, tamaño normal y un Bálsamo limpiador en tamaño de 50 ml, todo ello metido en un bonito neceser blanco. Aprovechar la promoción, me sirvió para hacerme una mejor idea de como le estaba yendo esta limpiadora a mi piel, y me percaté que cuanto más la usaba, mi piel presentaba mejor aspecto, así que tras unos tres meses de uso, me decanté ya por comprar el tarro grande, el de 200 ml. Y ya puedo decir que, El Moringa Cleansing Blam de Emma Hardie  es un miembro de honor en  mi tocador, se ha convertido en un imprescindible.

ADQUIRIR  EL PRODUCTO

La marca Emma Hardie no es una marca fácil de encontrar, en el sentido, en que no suele encontrarse ni en las grandes cadenas de perfumería, ni en las famarcias, ni tampoco en grandes almacenes. Yo he comprado estos productos mediante tiendas online, algunas son españolas como Maquillalia u Hortensia, otras británicas como la web de Cult Beauty. Sea como fuere, no es fácil probar el producto,  por eso cuando tuve la oportunidad de hacerme con  una mini-talla, no lo dudé ni por un instante. 

APRECIACIONES GENERALES  Y MODO DE USO

Lo primero que me llamó la atención del Moringa Cleansing Balm de Emma Hardie fue el olor, la verdad es que  cuando abres un tarro de este bálsamo es inevitable embriagarse con el aroma que desprende, suave, y ligeramente cítrico,sin duda,  invita a ser utilizado.

Emma Hardie moringa cleansing balm

Emma Hardie moringa cleansing balm
Una vez abierto, nos encontramos ante una masa de producto de color amarillo con una textura que parece extremadamente densa, pero cuando la toquemos veremos que no lo es en absoluto. Con los dedos atrapamos una avellana de bálsamo que calentaremos con nuestras manos y en contacto con el calor, el producto se tornará oleoso, es entonces cuando debemos extenderlo por nuestro rostro, cuello y escote, yo lo hago mediante suaves movimientos. 

Una vez noto que ya he trabajado suficientemente el producto, procedo a retirarlo con la muselina del fabricante o con una toalla pequeña tamaño tocador previamente humedecida en agua templada tirando a caliente, la verdad es que el producto se retira con bastante facilidad y no noto que me deje residuo alguno. Una vez hecho esto, si lo veo necesario seco suavemente mi rostro con una toalla limpia y seca, si no, procedo a aplicar los productos habituales de mi rutina.

Esta limpieza, parece más engorrosa de lo que realmente es, yo en tres minutos estoy lista, un récord para un producto de semejante textura.

Sobre cuándo la uso, deciros que me he vuelto adicta, lo necesito dos veces al día, así que lo estoy usando mañana y noche. Por la noche, podría aplicarlo durante el primer paso de la doble limpieza, pero yo lo hago como segundo paso, me desmaquillo con Clinique o con algún otro desmaquillante que este usando en el momento, y luego, me doy un señor homenaje aplicándome con disfrute y mimo el bálsamo de Emma por todo el rostro. Es mi momento zen de día. Una buena música relajante y el bálsamo de Emma y ¡soy otra! Por cierto, cuando acabo, me encanta como me queda la piel, no sé es como si estuviera en paz con el Universo y esa sensación me encanta.

Por cierto, sé de otras bloggers, youtubers, instragramers...  que usan el bálsamo de Emma como primer paso en sus dobles limpiezas, yo lo probé, y la verdad, el producto desmaquilla la mar de bien, pero no sé tenia la sensación de malbaratar un señor cosmético así que yo lo uso como un segundo paso, y de momento, estoy contenta, así que si no hay novedades, seguiré con la rutina descrita.

Por la mañana aplico el bálsamo a secas, es decir, me levanto, desayuno, y empiezo con mi rutina de belleza, cuyo primer paso es aplicar este bálsamo, y os aseguro que desde que uso este producto, me levanto con otro ánimo, no sé, como más contenta, y parece que a mi piel también le gusta amanecer junto al Moringa Cleansing Balm de Emma Hardie. Una vez aplicado y trabajado, pues igual que por la noche, lo retiro con una toalla o muselina humedecida, y ya puedo seguir con el resto de mi rutinas matinales.

LOS INGREDIENTES

Lo primero que me llamó la atención del bálsamo limpiador de Emma Hardie fue la lista de ingredientes, es a mi juicio bastante completa, creo no haber utilizado nunca un producto limpiador con una fórmula tan completa, la verdad.  Otro detalle que sin duda también captó mi atención fue la ausencia de aceites derivados del petróleo, cosa que agradezco.

Emma Hardie moringa cleansing balm Ingredients


Por otro lado, si estamos atentos a la formulación encontraremos aceites, que considero interesantes, desde el aceite de semilla de uvas pasando por el aceite de almendras dulces (un ingrediente por el que siento especial predilección), sin olvidar el extracto de las semillas de la moringa o el aceite de la rosa damascena entre muchos otros.

LAS MUSELINAS 

De momento, puedo afirmar que con todos los bálsamos de Emma Hardie se incluía una muselina para retirar el producto una vez ha sido aplicado al rostro. Lo que varia, eso sí, es el tamaño, cuando compré el primer bálsamo que era una talla de 15 ml  incluida en una bola de decoración navideña, se incluía una muselina de pequeño tamaño, bueno para ser exactos la muselina tiene forma un cuadrado de 15 x 15 centrímetros. Pequeña lo es, pero presenta las mismas características que las muselinas grandes, es decir tiene esa peculiaridad tan de Emma Hardie y es que sus muselinas tienen dos caras, por una encontramos el acabado típico y tópico de suave toalla de algodón blanco, porque de hecho, es lo que es. La otra cara tiene un tacto un pelín más rugoso y su tejido está compuesto por una mezcla de poliester y poliamida.

Emma Hardie moringa cleansing balm y muselina

Los tamaños más grandes del Moringa Cleansing Balm, vienen acompañados por muselinas que son de mayor tamaño, estas cubren bien todo el rostro, de hecho miden 25 x 25 centrímetros y la verdad es que son muy practicas, las muselinas están muy bien confeccionadas son de calidad y muy prácticas, pero os seré sincera yo la cara que más uso y con diferencia es la realizada con toalla, la otra cara apenas la uso, solamente cuando incidir en zonas muy concretas como las aletas de la nariz,  quiero decir con esto que no siempre uso las muselinas de Emma Hardie para retirar su famoso bálsamo, en muchas ocasiones lo que hago es utilizar una simple toalla,  y el efecto me sigue pareciendo perfecto.

Por cierto, si queremos comprar las muselinas a parte, os informo que las venden en packs de tres, y cuestan unos 18€, cierto es que son una muselinas estupendas, pero yo de momento me voy apañando con las que traen las limpiadoras y las toallas que rondan por casa. 

CONCLUSIONES

La verdad es que jamás pensé que una limpiadora en textura bálsamo y envasada en tarro fuese a gustarme tanto, pero es así, estoy prendada de este bálsamo de Emma Hardie, de él no hay nada que no me guste, bueno el tarro podría tener un diseño más coqueto, pero bueno es para buscar algún defecto. A mi piel también parece gustarle, y mucho, desde que lo utilizo noto mi piel mixta más equilibrada, es decir la parte grasa no lo está tanto, y la seca la noto más hidratada, ¿coindicencia? Pues no sé, pero vamos que  no me extraña que este bálsamo sea el producto estrella de la marca y tampoco se me hace raro que se haya llevado tantísimos premios por delante porque opino que el producto,  además de efectivo  es un verdadero placer usarlo.

Emma Hardie moringa cleansing balm

Si a ello le sumamos que este bálsamo puede cumplir las funciones de mascarilla hidratante, ya te quedas atónita, al menos a mí es lo que me ha pasado. En definitiva,  lo confieso, siento auténtica debilidad por la cosmética versátil y el Cleasing Balm de Emma Hardie lo es, y ¡me encanta!

Bueno, hasta aquí la entrada de hoy, que sé que al final ha quedado un pelín larga pero es que el producto se lo merece. Por cierto, quiero aprovechar para comentaros que en breve tengo previsto publicar un post con toda la rutina de belleza que sigo en estos momentos, pero antes quería hablaros con detenimiento de algunos productos, como el Cleansing Balm de Emma Hardie, que he introducido recientemente en mis rutinas y que me interesaba reseñarlos.

En fin, nos vemos en breve, espero. Y mil gracias por estar ahí. Un beso enorme. 


 Y vosotr@s
 ¿Ya habéis probado el  Moringa Cleansing Balm de Emma Hardie?

7 comentarios

  1. Hablando de contradicciones: me parece muy, muy cara...y por otra parte tengo muuchas ganas de probarla y más tras leer tu post!. A ver si como tú encuentro un tamaño de prueba antes de lanzarme al grande.
    Ciao guapa!

    ResponderEliminar
  2. Yo también me encuentro en una encrucijada con los bálsamo limpiadores. Por un lado sé que me gustarían mucho pero por otro, ne da una pereza... 🤔😖

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que a mí tampoco me gusta mucho el formato del producto pero oye, si vale la pena al final es lo de menos. Gracias por la recomendación. Un besote

    ResponderEliminar
  4. La verdad que tiene una pinta maravillosa con esa formulación e imagino que me resultara relajante, pero ahora mismo no me planteo invertir (ni puedo) lo que cuesta y tengo que conformarme con otras alternativas.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  5. Ay Marta...

    No sabes las ganas que tenía de sentarme con tranquilidad y leer tu experiencia con este bálsamo limpiador... La verdad es que me has dejado con unas ansias locas de probarlo que no veas. Pero tendré que esperar un pelín porque tengo 4 bálsamos abiertos en uso y ya sabes que no son precisamente caros.

    Me ha gustado que nos expliques todas las opciones para poder adquirir el producto y poderlo probar pues como bien has apuntado no es un producto barato, aunque si hacemos cuentas por ml y lo comparamos con otros creo que compensa y de sobras.

    Yo sí que uso los bálsamos como primera limpieza pues ya sabes que mi piel es deshidratada y de esta forma al hacer el segundo paso la piel está suave y flexible que si lo hago con un limpiador al agua. Pero vamos que todo es cuestión de probarlo no?

    Bueno guapa, poquito a poco me iré poniendo al día con tu blog. Un besote grande.

    ResponderEliminar
  6. Hola, despues de leer tu experiencia y estar tentada de hacer mi compra, queria preguntarte cuanto dura el formato de 15 ml. mas o menos, pues tengo la oportunidad de probar este, pue smi piel es mixta y sensible y antes de lanzarme al gran gasto y que no me resulte, prefiero probar. Pero me gustaria saber si es muy poco lo que trae y no me dara para ver si funciona de verdad. Muchas gracias por toda la informacion que has dado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo recordar que me dio para algo más de una semana, tampoco mucho más, no sé unos nueve o diez días. Y gracias a tí por acercarte a Luccalba. Si finalmente pruebas esta limpiadora, ya nos contarás, espero que te de tan buenos resultados como a mí.

      Eliminar

Luccalba © - DISEÑO POR HERPARK
-->