Descubiertos recientemente

Hoy os doy mi opinión sobre tres productos de Clarins que no son nuevos en el mercado, pero que yo descubrí hace relativamente poco, el primero es un contorno de ojos, y los otros dos son productos limpiadores. ¿Te quedas?


A lo largo de mi vida he utilizado en muchísimas ocasiones productos de la marca francesa Clarins, y en este blog he dado fe de ello, pero hacía un tiempo que no me animaba a utilizar productos de cuidado facial de la marca hasta que el pasado otoño me dio por entrar en mi perfumería de confianza y adquirí estas joyitas que han llegado para quedarse, al menos, durante una temporadita.

Double Serum Eye de Clarins

Confieso que si hay una parte del rostro que me trae de cabeza es, sin duda, el contorno de los ojos, es donde más he notado el paso del tiempo y a pesar de haber puesto, durante años, toda mi atención e interés, la zona no se ha mostrado demasiado agradecida. Pero, no pasa nada, tengo 49 años y es normal que la piel empiece a mostrar los signos de la edad, pero si está en mi mano, intentaré que al menos la piel del contorno se vea hidratada y luminosa.

Double Serum Ojos de Clarins

Hace unos años conseguir mis objetivos de luminosidad e hidratación no era difícil, ahora con mis 49  cuesta un pelín más y en ese sentido admito que el Double Serum Eye de Clarins me está ayudando y mucho. Además, para mis incipientes bolsas también veo buenos resultados, así que este producto me ha convencido.

Conocí el Double Serum Eye de Clarins gracias a una muestra en una revista, y tras informarme sobre su INCI y comprobar que no aparecía ninguno de esos ingredientes poco tolerados por mi piel me animé a probarlo. Tras la primera aplicación quedé encantada, y pocos días después me fui a mi perfumería de confianza para adquirir dicha fórmula.

Lo primero que me llamó la atención de este serum es su textura, el producto combina dos fórmulas; una es hidrolipídica y la otra es hídrica y cuando extraemos el serum del envase pueden observarse perfectamente dos texturas; la una es de color ámbar, la otra es blanquecina, la una es de textura ligeramente aceitosa y la otra de textura cremosa. 

Una vez extraigo el producto del envase procedo a mezclar ambas texturas, yo lo hago en la yema de los dedos, y lo aplico con delicadeza en el contorno, siempre,  de dentro hacia fuera y con ligeros toquecitos hasta su absoluta absorción, en mi caso se absorbe rápidamente. Una vez hecho esto, notaremos, bueno al menos yo lo noto, la piel del contorno mucho más luminosa, fresca e hidratada. Con este serum no noto la necesidad de poner nada más en la piel del contorno, por las mañanas aplico el corrector, y listos.

Sobre la fórmula, pues es bastante completita, aparece desde el escualano, pasando por la clásica glicerina,  la cafeína, el extracto del grano de avena, el aceite insaponificable de aguacate, el aceite de ricino hidrogenado, el extracto de raíz de cúrcuma, extracto de cicutaria silvestre... No os pongo todo el INCI porque ya sabéis que las fórmulas, en ocasiones y como ya avisan los fabricantes,  pueden sufrir alguna variación, pero os he puesto algunos de sus ingredientes para que os hagáis una idea. Además, Clarins nos dice que el 96% por ciento de sus ingredientes son de origen natural, os lo cuento por si este dato os resulta relevante. También deciros que la fórmula contiene fragancia, eso sí, según mi olfato el perfume que desprende el producto es bastante discreto.

El double serum Eye de Clarins lo he tolerado fantásticamente bien, cosa que no siempre me pasa con los contornos, así que en ese sentido estoy contentísima.  Y hablando de tolerar o no tolerar, aprovecho para deciros, como siempre os digo que el hecho de que yo tolere bien un producto no significa que tú lo toleres, incluso hay que vigilar con las fórmulas hipoalergénicas, el hecho de que un cosmético este formulado para minimizar los riesgos de alergia, no significa que no pueda provocarlas.

Detalle de la rueda del dosificador del envase del Double Serum Eye


Sobre el envase deciros que el producto se presenta en un dosificador, ambas fórmulas salen por el mismo orificio, pero la mezcla la tengo que hacer yo. El envase nos permite regular la cantidad de producto que queremos aplicar, cosa que me parece una excelente idea. Si nos fijamos en el botón dosificador veremos que podemos cambiarlo a dos posiciones distintas; una posición nos dispensará más cantidad de producto, la otra menos. Todo y con eso, la dispensación en ambas posiciones es muy generosa, para mi gusto demasiado.

Yo siempre uso la opción de menor dispensación, y me da para tratar tanto el contorno como para darle un toque de producto al entrecejo.

 Doux Nettoyant Moussant Apaisant de Clarins

Me he reconciliado con los productos limpiadores de Clarins, me explico, hace años Clarins tenía en su catálogo un producto limpiador mítico que durante muchos años se convirtió en mi producto limpiador por excelencia, sobre todo cuando mi piel presentaba síntomas de mayor sequedad y/o sensibilidad, estoy hablando de la Crème Douce Démaquillante  y así os lo explicaba en este mismo blog hace unos años (podéis encontrar la citada entrada clicando aquí). 

Por motivos que desconozco la Crème Douce Démaquillante, aquella que venía en tarro, dejó de comercializarse y el producto que lo sustituyó a mí no me acabó de convencer. Total que entre una cosa y otra dejé de usar productos de limpieza para el rostro de esta marca francesa, hasta que hace unos meses me animé a comprar la Doux Nettoyant Moussant Apaisant y la verdad es que me encantó.

la Doux Nettoyant Moussant Apaisant



Pero, ¿por qué me ha gustado tanto?

1. Es un producto que utiliza el agua para limpiar el rostro, y yo cuando limpio la piel me gusta hacerlo con agua.

2. La piel la noto limpia, pero para nada tirante.

3. El producto lo tolera la mar de bien mi piel sensible.

4. Según mi criterio, la Doux Nettoyant Moussant Apaisant, muestra una excelente relación calidad-precio. El envase solamente nos trae 125 ml de producto, pero me cunde una barbaridad, con poca cantidad tengo y de sobras para limpiar la piel de mi rostro.

5. Me va de perlas para realizar la doble limpieza, la utilizo cada noche como segundo paso de limpieza, y por las mañanas como paso único.

La Doux Nettoyant se comercializa en un envase, tipo tubo,  de plástico, no es el envase que más me guste porque cuesta un poco dosificarla, pero tampoco está mal, hubiera preferido eso sí que la fórmula se presentase en un envase con dosificador, pero, de momento, esto es lo que hay.

Y del tercer y último producto que os voy a hablar es uno que complementa a la perfección a este limpiador espumoso, se trata de...

 Huile Très Démaquillante de Clarins

Y bueno, no hay dos sin tres, y mi tercer favorito de Clarins es este aceite de Clarins, ligero, pero muy  efectivo en su cometido. Bueno, al menos a mí me lo parece.

Huile Très Démaquillante de Clarins



De este producto me gusta absolutamente todo, desde la eficacia hasta la textura, el aroma, la efectividad y el envase con dosificador.

El aceite desmaquillante de Clarins tiene una textura sorprendente por su ligereza. He usado múltiples aceites desmaquillantes, pero la característica que más me ha sorprendido de este producto ha sido lo ligero que se siente.

Lo aplico cada noche para desmaquillarme o/y retirar la protección solar que utilizo a diario. No hace falta utilizar demasiado producto, de hecho con poco producto es suficiente, caliento el aceite entre mis manos, y en seco lo aplico por todo el rostro, masajeo suavemente dando ligeros golpecitos, luego mojo las manos y las acerco a la cara, y en ese momento masajeo suavemente todo el rostro para acabar aclarando y secando.

Y después de desmaquillar, voy a por el segundo paso de la doble limpieza, en mi caso uso la Doux Nettoyant Moussant Apaisant de Clarins, y ¡listos! Tras el proceso siento la piel confortable y muy muy limpia.

Este producto está formulado con aceites como el aceite de semillas de girasol o el aceite albaricoque, además incluye extractos como el de las hojas de melisa, extracto de hojas de romero, extracto de semillas de moringa... entre otros. El resultado es un aceite ligero, sedoso, fácil de trabajar y muy agradable. Se comercializa en un envase de plástico transparente con dosificador que alberga 150 ml de producto. Cunde, al menos a mí.

A continuación veréis una foto donde aparecen las texturas de los productos de los que os he hablado hoy, a veces con una foto no es suficiente, pero al menos para que os hagáis una idea.





Y bueno, esta ha sido mi opinión sobre estos tres productos de Clarins que me han sorprendido gratamente y muy probablemente repetiré con todos ellos.

Por cierto, ¿Habéis probado alguno? 
¿Qué opinión os merecen?

2 comentarios

  1. Todos estos productos tienen realmente muy buena pinta. El serum me ha encantado. Me gustaría probarlo.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Los productos de Clarins es que son maravillosos. No he probado ninguno de los tres que nos enseñas pero no lo descarto 😘

    ResponderEliminar

Luccalba © - DISEÑO POR HERPARK
-->